El liderazgo personal, un viaje apasionante

lapiz_liderazgo

Ilustración por LeftHandedGraphic

Hay un libro precioso, “El poder de las palabras “ de Kevin Hall en el que se va descubriendo el significado etimológico y oculto de palabras tan importantes como Pasión, Humildad, Inspirar o Liderazgo. Cada capítulo trata sobre una de estas palabras, el autor habla con un sabio profesor, quien le ayuda a descubrir todo su significado.  Todos los capítulos terminan con un cuadro en blanco para que el lector escriba el nombre de una persona a la que conoce y, quien a su vez, personifica la palabra identificada. Me siento muy afortunada por haber encontrado “nombres” para cada uno de esos recuadros.

Llevo varios años alejada físicamente del mundo de la empresa. En 2010 y tras casi una década en mi última empresa y  después del nacimiento de mi segunda hija, dejé mi trabajo en A.T. KEARNEY, una prestigiosa firma de consultoría, donde conocí a personas excepcionales que son parte de esos recuadros, de mi rico legado de vivencias y por tanto de mi persona. Durante estos años he tomado conciencia de la importancia que esa experiencia tan enriquecedora ha tenido en mi vida. En ese tiempo, y especialmente durante los últimos cuatro años, colaboré y trabajé muy cerca de personas con una gran responsabilidad y un nivel de excelencia que hasta entonces sólo había conocido en los libros.

Quizás sea esta la razón por la que cuando pienso en la crisis global que nos ha tocado vivir y gestionar, me vienen a la mente los equipos directivos, su enorme responsabilidad y el nivel de estrés y trabajo al que están sometidos.  El momento actual requiere de líderes genuinos, descubridores de senderos como dice Kevin Hall en su novela. “Personas que interpretan los signos y las pistas; que ven y muestran el camino a los demás.  Personas que antes de ayudar a otros a hallar su sendero ya conocen el suyo propio; tienen muy claro a dónde se dirigen; reconocen y aceptan sus dones naturales; están dispuestos a sacrificarse para hacer importantes aportaciones; y persiguen su felicidad, encontrando a personas en su camino que están allí para ayudarles en su viaje”.

La empresa consciente y humana requiere de dirigentes con aptitudes y actitudes excepcionales, personas íntegras, excelentes y coherentes en su parecer,  en su hacer y en su ser.  El autoconocimiento es pieza indispensable y la base de un nuevo liderazgo que debe nutrirse de atención plena, compasión, autenticidad,  pasión, visión, empatía, decisión y una dosis extra de humildad. Kevin Hall en “El poder de las palabras” , habla de la humildad como el eje de la rueda, el núcleo sólido entre autodominio y liderazgo. A diferencia de lo que muchos asocian a esta palabra, como puede ser la sumisión o la pasividad, su verdadero significado implica un “afán continuo por aprender y crecer; vivir la vida in crescendo, con la espalda y la cabeza erguidas mientras nos esforzamos en dar lo mejor  de nosotros mismos, tendiendo  luego una mano a los demás para ayudarles a hacer lo propio”.

¿Tienes la suerte de conocer a líderes auténticos o eres quizás uno de ellos?

¿Das lo mejor de ti en todas las situaciones? Si la respuesta es un Sí, ¡genial!! El poder de la humildad está in crescendo

No comments yet.

Deja un comentario