Golpes “maestros”

Nuestra vida está repleta de maestros, con algunos el aprendizaje es doloroso y con otros es liviano y suave. Los primeros normalmente se encuentran entre nuestros seres más cercanos y queridos. También una enfermedad o un suceso impactante puede serlo. Cualquier persona, hecho o circunstancia que nos empuje a superarnos puede considerarse un maestro. Y lo primero que me viene a la cabeza según escribo “hecho impactante”, es el brutal atentando en Niza o el intento de golpe de Estado de Turquía. Y todo pierde el sentido. Parece que estamos en guerra; Una guerra de valores, consecuencia de un mundo construido exclusivamente en masculino durante demasiado tiempo. Ahora nos toca lidiar con un radicalismo atroz que ha conseguido acobardar y alienar a los hombres y denigrar y abusar de las mujeres allí donde se implanta.

No comments yet.

Deja un comentario